Permanecer sentado mucho tiempo es dañino para nuestra salud, y según un artículo de la clínica Mayo sobre el tema aumenta 50% el riesgo de muerte en los adultos, además de 125% de riesgo de enfermedad cardiovascular de cualquier tipo, que varían desde un simple dolor de pecho hasta un infarto.