Coworking año nuevo Fiesta.

Lecciones del lugar de trabajo de 2021 para llevar al próximo año

Nuestro segundo año de pandemia la pasamos de la misma manera que pasamos el primero: navegando por la agitación creada por Covid. La mala noticia es que el 2022 probablemente no será muy diferente. La buena noticia: esta vez, estamos mejor preparados. Hemos llegado a aceptar que nuestra relación con el trabajo ha cambiado para siempre. Y podemos dejarnos guiar por las nuevas tendencias, aprovechando lo que hemos aprendido de ellas hasta ahora para superar este año 2022.

La incertidumbre ha llegado para quedarse.

Lo que 2022 exigirá de los trabajadores no es solo la aceptación de la incertidumbre, sino la capacidad de pivotar. La resiliencia de un candidato que busque trabajo para sortear la incertidumbre es tan importante que los reclutadores usan frecuentemente preguntas como “¿Cuál fue el momento más caótico de su vida o trabajo? ¿Como lo superaste?” o “Háblame de una época de cambios inmensos. ¿Cómo te presentas? o “¿Cómo lideras a otros a través del cambio?” para medir la adaptabilidad de dichos candidatos al cambio. Fuera de contexto de la búsqueda de empleo, tu respuesta personal a este tipo de preguntas te ayudará como guía para superar lo que está por venir.

El papel de las vacunas en la economía mundial

A medida que ingresamos al tercer año de la pandemia, anticipo que las empresas tendrán que lidiar con las desigualdades entre su fuerza laboral global y los límites de las videoconferencias y los rompehielos virtuales para formar equipos. Las prohibiciones de viaje son ineficaces para combatir un virus que no respeta las fronteras internacionales, de allí la importancia de lograr suficiente abundancia y accesibilidad de las vacunas.

Trabajamos con jefes, no para ellos.

¿Qué significa que la jerarquía de una organización sea plana? Este 2021 los líderes y gerentes se vieron obligados a aprender rápidamente que la transparencia puede mantener la estabilidad en tiempos agitados. A medida que avanzamos hacia el 2022 tendremos que seguir encontrando formas de hacer que nuestros procesos no solo sean más transparentes, sino más inclusivos también.

Que la dirección de Recursos Humanos se enfoque en la igualdad y la inclusión no soluciona todo

Si este año realmente marca la diferencia, 2022 será el año en que dotaremos a nuestro personal para tener éxito, con la mirada puesta en un cambio cultural de fondo sobre “parches” superficiales que no dotan a nuestro personal de verdadera equidad e inclusión.

Nuestra cadencia de comunicaciones y reuniones no puede continuar a este ritmo.

Si temes los domingos por la noche más que nunca, no estás solo. Una nueva encuesta de trabajadores del conocimiento de EE. UU. encontró que el 42% se siente muy estresado la noche antes de que comience la semana laboral. Parte de ese temor proviene del hecho de que el ritmo al que hemos estado trabajando durante la pandemia no coincide con nuestras expectativas sobre el trabajo. El año pasado aprendimos poco a poco a establecer límites entre nuestro hogar y el trabajo, y es de esperar que las personas se estén dando cuenta de lo que deben hacer para apegarse a esos límites. En 2022, esperemos que la división entre hogar y trabajo sea menos difusa.

Enfocarnos en ser más humanos y aprender a aceptar las pequeñas imperfecciones

Esto puede parecer evidente, pero vale la pena reiterarlo: estamos en la cúspide de un cambio tan significativo en el papel que juega el trabajo en la vida de las personas. Simplemente no importa tanto como antes. Eso es realmente difícil para aquellos de nosotros que vivimos, respiramos y nos vemos a nosotros mismos como la encarnación del trabajo que hacemos. Pero también es una gran oportunidad, ya que la pandemia ha expuesto cuán urgentemente las empresas deben cambiar la forma en que se relacionan y apoyan a sus empleados. Nuestros límites entre el tiempo de trabajo y el tiempo de no trabajo podrá estar fortaleciéndose, pero la separación entre nuestro yo laboral y el no laboral se está desvaneciendo. Los empleadores están aprendiendo a hacer espacio para que un trabajador también tenga la oportunidad de ocupar parte de su semana en otras actividades, como escribir, pintar e incluso hacer “comedy stand up“. ¡Qué ventaja trabajar en una empresa que nos acepte tal cual somos!