MULTITASKING ¿TRABAJO CON CALIDAD?

Actualmente vivimos en una era donde el multitasking suena atractivo, pues se ha creado la idea de entre más productivo seas en el trabajo, mejores serán tus resultados, por lo que las personas se esfuerzan por hacer de todo buscando esta productividad en sus oficinas o haciendo home office. Aunque el multitasking en realidad podría afectar más de lo que pensamos, hoy te contamos por qué.

¿Qué es el multitasking?

El multitasking, en español refiere a “multitarea”, lo cual los humanos definimos como una capacidad para realizar más de una tarea a la vez, principalmente relacionado con temas laborales.
Este concepto fue conocido por primera vez gracias al IBM S/360, un sistema operativo que tenía como característica precisamente el poder realizar más de una actividad a la vez. Desde entonces todos se quieren apegar a la idea de que el multitask es la mejor manera de trabajar, en cualquier oficina podrás encontrar al menos una persona intentándolo.

¿Vale la pena ser multitask?

A pesar de que es tan llamativo este tema, es importante tomar en cuenta el punto de vista del trabajo con calidad y eficacia. En diferentes estudios se afirma que cuando intentamos completar diferentes tareas a la vez, los errores aumentan, lo que hace que no tome el doble del tiempo en comparación con realizar una sola tarea de forma continua.

Hagamos una comparación mediante porcentajes. Si tenemos 100% de capacidad de atención, y tenemos 1 tarea por hacer ¿cuánto esfuerzo somos capaces de ofrecerle a esa tarea? Cierto, 100%. Por lo tanto, si tenemos 5 tareas diferentes por hacer, y las hacemos al mismo tiempo, únicamente le brindaremos 50% de esfuerzo a cada tarea. Por lo que nos tomará más tiempo hacerla, será más cansado y, por supuesto, no lo haremos con la misma calidad si nos hubiéramos esforzado al 100%.

¿Qué hay con “las mujeres pueden hacer más de una cosa a la vez”?

Seguramente has escuchado esa frase, o similar, más de una vez. Quisiera ayudarte a descifrar un poco más con base en estudios realizados.

Keith Laws, un psicólogo, dio a conocer un estudio donde describían si la diferencia de género alteraba la eficacia del multitasking. Los resultados dicen que si eres mujer, seguramente podrás coordinar mejor al realizar esta práctica, sin embargo eso no asegura que seas 100% eficaz al hacerlo, pues el cerebro de las mujeres sigue funcionando de manera similar al del hombre. En conclusión, sí tendrás mejor coordinación al hacer diferentes tareas, pero no podrás tener ese 100% de esfuerzo y calidad en las tareas, apegándose al ejemplo anterior.

Entonces ¿debería o no seguir intentándolo?

Según muchos científicos, seguramente si seguimos practicando el multitask la evolución del hombre hará una adaptación en algún momento y ese momento será historia, sin embargo la verdadera pregunta para ti sería ¿vale la pena el camino? ¿Estás dispuesto a seguir enfrentando tareas de baja calidad para averiguarlo?