Nuevos estudios en Japón apuntan a una baja en productividad trabajando en Home Office

Aunque los estudios no son concluyente, Masayuki Morikawa apunta que hay una pérdida de productividad de hasta el 40% en las personas que trabajan desde casa. El estudio se divide por industria y menciona muchos factores que afectan a los empleados en su trabajo; desde la pobre infraestructura de una casa (en comparación con las oficinas), hasta una falta de espacios adecuados para el trabajo y la poca interacción que se tiene con los clientes. Dependiendo el sector, en este estudio realizado en Japón, los jefes han notado un decremento de productividad cercano al 40% en algunos sectores industriales. ¿La industria menos afectada? Las telecomunicaciones con una caída en su productividad en promedio del 20%.

Masayuki Morikawa, presidente del Instituto de Investigación de Economía, Comercio en Industria de Japón (RIETI) menciona que en promedio, la productividad de los trabajadores en Japón, en relación con ¡la productividad que tenían en sus oficinas es del 68.3%!.

La intensidad del trabajo y la contribución total a la producción

Desde el inicio de la pandemia Covid-19, el trabajo desde casa (o Work From Home (WFH) por sus siglas en inglés) se ha implementado cada vez más en los principales países de primer mundo. Antes de la crisis, el porcentaje de trabajadores participantes que trabajaban desde casa era aproximadamente del 10%. El número de trabajadores que realizan su trabajo desde casa aumentó repentinamente en marzo de 2020. Pero la productividad en el hogar en comparación con el lugar de trabajo habitual (las oficinas), que es un parámetro clave para evaluar el impacto de la WFH en la economía, no se ha entendido bien.

El «Home Office» ha afectado de manera diferente a diversas industrias japonesas, y podemos comparar ese modelo como un reflejo de lo que está pasando también en México. Como era de esperarse, la industria de la Información y telecomunicaciones es la que más ha adoptado el modelo del trabajo desde casa. En contraparte, la industria de la venta minorista (retail) por la naturaleza de su trabajo.

Tabla 1: Adopción e intensidad del WFH (Trabajo desde casa).

En esta encuesta realizada en Japón, a los jefes se les pidió que evaluaran la productividad que sus empleados tenían comparado a cuando trabajaban desde sus oficinas. Suponiendo que la productividad en la oficina es 100, ¿Qué tan productivos son los empleados trabajando desde casa?. En la encuesta se podía contestar por ejemplo, 110, si la productividad de sus empleados era mayor, o 70 si era un 30% menor en comparación. La realidad es preocupante, si tomamos en cuenta que en promedio se ha perdido casi 40% de la productividad que se tenía pre-COVID-19.

Gráfica 1: Productividad con Home Office (WFH) vs Productividad desde la Oficina

Factores que afectan la productividad desde casa

Los factores que afectan la productividad en el home office son diversos, siendo los más mencionados por los japoneses la falta de infraestructura de telecomunicación y la naturaleza de su trabajo (había ciertas tareas que simplemente eran más complicadas de realizar desde las oficinas). Sin embargo, hay diversos factores adicionales casi con la misma importancia, como una falta de seguimiento de sus empleadores y compañeros de trabajo y la velocidad de comunicación que el trabajo presencial ofrece son otros factores importantes que han mermado la productividad en el trabajo. Por último, y algo que no menciona el reporte, es el impacto que tendrá el Home Office en factores intangibles, como la productividad, la motivación y la cohesión de los empleados.

En otro artículo que publicamos, mencionamos que la creatividad y la colaboración que sólo se puede dar con una interacción humana presencial se verá afectada y desgraciadamente no podremos ver ese impacto negativo hasta varios años después de pasada la contingencia que esta pandemia está creando.

Desde un punto de vista muy personal, desde mi experiencia laboral en home office, y con base a la información que estos nuevos estudios están arrojando, la necesidad de trabajar en oficinas, de comunicarnos y de tener una colaboración más humana y menos digital, harán que las empresas vuelvan a ver a las oficinas como el mejor lugar de trabajo. Esperemos pronto dejar esta «nueva normalidad», para volver a nuestros espacios de trabajo.

¿Cómo se comparan estos estudios de Japón con México?

Aunque el estudio se haya realizado en Japón, muy probablemente en México la productividad se vea afectada de una manera igual o mayor que en este país asiático.
En México la infraestructura en telecomunicaciones es «pobre» en comparación con la japonesa. Por lo que muchos factores antes mencionados podrían incrementarse, en especial lo relacionado con voz y datos. En México ocupamos el lugar 79 en velocidad de internet según Speedtest.net y Japón el lugar 24 (Japón tiene en promedio 4 veces mejor conexión que México con 141 MBit/s). Sin la infraestructura general de las oficinas ni los espacios adecuados de trabajo, y durante periodos muy prolongados de Home Office, el reto es lograr que la productividad de cualquier empresa sea óptima y nueva información apunta a que la forma de trabajo actual simplemente no es la ideal.

Fuente: VOXeu.org