7 cosas que tus trabajadores amarán de una oficina virtual

Además del gran ahorro que representan para una compañía, las oficinas virtuales también conllevan grandes ventajas para los empleados. Si estás pensando en migrar de un espacio físico a uno virtual, entonces revisa y comparte con tu equipo de trabajo los beneficios de los que podrían disfrutar al modernizar y evolucionar su forma de laborar. ¿Listo para saber cuáles son?


1.- No tener que trasladarse diario a la oficina

Con las oficinas virtuales también tienes acceso a espacios de trabajo comunes, salas de juntas y oficina privadas, la diferencia es que sólo las utilizas cuando son estrictamente necesarias, y el resto del tiempo permites a tu personal trabajar de forma remota. Esto significa que ya no tienen que desplazarse diariamente a una oficina, con el consiguiente ahorro de tiempo y recursos.


2.- Poder trabajar desde casa o desde donde quieran

Con un modelo de oficina virtual, tus colaboradores pueden trabajar desde su casa, desde su café favorito e incluso desde una isla paradisiaca, siempre y cuando tengan buena conexión WiFi.


3.- Autogestionar sus actividades laborales

Está comprobado que un empleado es mucho más productivo y eficiente en su trabajo cuando se le brinda la confianza de poder autogestionar sus actividades, sin necesidad de un jefe o supervisor que constantemente le esté diciendo qué hacer. Esta libertad a cambio de la calidad absoluta en el trabajo es algo que cada día más profesionales están buscando.


4.- Trabajar por objetivos, y no por “horas”

Todos sabemos que pasar ocho o nueve horas en la oficina no es, ni de lejos, sinónimo de ser productivos esa misma cantidad de horas. Para la mayoría de las personas, las actividades que tienen que hacer cada día son algo que puede terminarse en mucho menos tiempo. Trabajar por objetivos claros y entregarlos en tiempo y forma es algo que puede hacerse sin acumular horas muertas, aprovechando mejor nuestro tiempo. Muchas veces, trabajar menos horas en realidad significa que estamos trabajando mejor.


5.- Mejorar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal

Y precisamente como tenemos más tiempo libre y no tenemos que estar casi todo el día en una oficina, es más fácil equilibrar las demandas del trabajo con las de la vida personal y la familia. Por ejemplo, cuando hay hijos, llevarlos y traerlos de la escuela, así como supervisar sus tareas se vuelve mucho más sencillo cuando estamos trabajando de forma remota o podemos flexibilizar nuestras visitas a la oficina.


6.- Contar con un espacio de trabajo ergonómico, diseñado para su confort

Las oficinas, salas de juntas y espacios de coworking de los complejos virtuales están diseñados específicamente para ser lugares cómodos, con todo el mobiliario necesario, con iluminación y temperatura adecuadas para optimizar al máximo la comodidad y el rendimiento.

Lograr esta optimización ambiental es un reto que significaría una inversión muy considerable dentro de una oficina propia, en donde muchas veces se trabaja en condiciones que no son las ideales, por falta de espacio o de recursos.


7.- Sentirse seguros y tranquilos con medidas adecuadas de prevención

Finalmente, hay que considerar que el 2020 cambió drásticamente nuestra forma de vivir y de trabajar, y lo que antes no nos importaba demasiado hoy se ha convertido en una prioridad: mantenernos seguros y libres de riesgos epidemiológico. Por suerte, oficinas virtuales como las de VAEO cuentan con protocolos de higiene y seguridad que cumplen y hasta exceden las recomendaciones de salud de la OMS.

Nuestro objetivo es que tú y tu equipo de trabajo tengan la mejor experiencia, remota o presencial, con nuestras oficinas virtuales. Pensamos en tu bienestar en todo momento y, por si fuera poco, tenemos planes personalizados que se ajustan a tu emprendimiento, para que pagues exclusivamente por lo que necesitas.