¿Cómo va a cambiar la forma de trabajar de las empresas después del COVID?

Aceptar que, aún cuando finalice oficialmente la pandemia, algunas cosas no volverán a ser como antes, y prepararnos para una nueva normalidad es algo que no necesariamente es malo. De hecho, la situación reciente nos ha hecho abrir los ojos en muy buena medida, permitiéndonos descubrir y abrazar otras maneras de convivir, consumir y trabajar que no sólo nos mantienen a todos más seguros, además son más eficientes, modernas y respetuosas con el medio ambiente.

Desde hace más de diez años, las nuevas tecnologías y las crecientes complicaciones de la vida urbana, aunadas a la competitividad del mercado, fueron promoviendo esquemas laborales más adaptativos y flexibles, entre ellos el teletrabajo, el coworking y las oficinas virtuales. Hoy, eso que comenzó como una tendencia revolucionaria se perfila como una solución inminente a muchos de los los problemas que enfrenta la sociedad y la economía. Veremos en los siguientes meses un cambio definitivo en las estructuras empresariales y los modelos de negocios, que según los expertos se consolidará a través de cuatro ejes principales:


1.- Digitalización como necesidad y no como un lujo

Los espacios digitales de trabajo colaborativo, los sistemas ERP y CRM, el almacenamiento de toda la data empresarial en cloud servers, entre otros, pasan de ser una posibilidad de las grandes empresas y corporativos, para volverse una herramienta necesaria y accesible también para las pequeñas y medianas empresas y los negocios locales. Incluso, las estructuras fiscales, administrativas y mercantiles de muchos países ya obligan a adoptar sistemas digitales para poder mantenernos actualizados y competitivos en la industria.


2.- Home office y coworking siempre que sea posible

El teletrabajo ya no es algo exclusivo de los freelancers ni de las StartUps. Permitir que los empleados trabajen desde casa o en un espacio de coworking siempre que sea posible no sólo reduce la necesidad de grandes concentraciones de personas en una oficina, minimizando el riesgo de contagio, sino que impacta positivamente en los interesas tanto de los trabajadores como de las empresas.

Adoptar y combinar adecuadamente el trabajo remoto y el coworking implica, por un lado, la posibilidad de conciliar mejor lo laboral con lo personal y un aumento demostrado en la productividad, por el otro, un significativo ahorro de costes y tiempos. Por si fuera poco, a nivel social redunda en una mejora de la movilidad urbana y un respiro significativo a nivel medioambiental.

Hacer home office también incluye las juntas virtuales, las capacitaciones en línea y el reclutamiento online, entre otros. Las oficinas virtuales son ideales para contar con espacios físicos siempre que se necesiten pero sin el costo que implicaría tener una oficina propia.


3.- Indicadores de desempeño orientados a productividad

Durante mucho tiempo, un falso indicador de nuestra productividad era el tiempo que pasábamos o no en una oficina. Hoy en día ese criterio está desapareciendo en favor de mediciones más realistas y que realmente traducen los logros y el alcance de las metas de cada empleado. Saber que podemos alcanzar nuestros objetivos con flexibilidad y de manera autogestiva nos permite trabajar de manera más inteligente y eficaz, sin atarnos a reglas arbitrarias que, lejos de promover la agilidad, la obstaculizan.


4.- Énfasis en la prevención de riesgos laborales

Por otro lado, considerando que el teletrabajo puede abarcar gran parte de la operación administrativa de una empresa, pero no toda, los espacios de trabajo físico no desaparecen, pero sí se adaptan mejor a las necesidades actuales. Lo más relevante hoy en día es generar espacios de trabajo anti contagio, que al mismo tiempo sean versátiles, económicos y de uso compartido. Las oficinas virtuales de VAEO actualmente ya cumplen con todos estos requisitos. Echa un vistazo a nuestros distintos Business Clubs para comprobar cómo serán las oficinas del mañana.
En VAEO, más que oficinas virtuales y físicas completamente equipadas, así como espacios de coworking, te ofrecemos posibilidades ilimitadas que se adaptan al 100% a lo que tu empresa, negocio o emprendimiento necesita.