¿Coworking, oficina virtual o trabajar desde casa? Descubre qué opción te conviene más

¿Coworking, oficina virtual o trabajar desde casa? Descubre qué opción te conviene más

Si eres freelancer, emprendedor o dueño de una PyME, es probable que no tengas muy claro qué tipo de espacio laboral te conviene más para crecer. Hoy te explicaremos cómo elegir entre coworking, oficina virtual o trabajar desde casa.

Hoy en día, el modelo laboral en el que estudias, te gradúas y entras a trabajar a una empresa hasta que te jubilas -o consigues suficiente capital para montar tu propio negocio- ha quedado en el pasado. Miles y miles de personas están optando por hacer carrera freelance o por emprender con una StartUp. Ante estos nuevos esquemas de trabajo, es lógico que la oferta de espacios laborales también se diversifique.

Dos alternativas que están tomando muchísima fuerza son el coworking y las oficinas virtuales, y claro, siempre queda la opción de trabajar desde casa. Si no tienes muy claro cuál le conviene más a tu proyecto laboral !no te agobies! aquí te explicaremos cómo tomar la mejor decisión de manera sencilla y, sobre todo, objetiva.

Ok, vamos a ello.

Trabajar desde casa es la opción que más te conviene cuando:

          • Vives solo o sin distracciones

Aceptémoslo, un ambiente con niños pequeños o roomies ruidosos no es el mejor para concentrarse y sacar todo el trabajo en tiempo y forma. Pero si tu casa es tu santuario, puedes convertirla en la oficina ideal sin problemas.

          • Nunca tienes que recibir clientes en persona

Si todas tus juntas con clientes son remotas y sólo implican que te peines un poco, quites la basura del escritorio y prendas la webcam, entonces trabajar desde casa sigue siendo una opción.

          • Tienes todo lo que necesitas para trabajar en casa

Muchas actividades de trabajo independiente no implican demasiado mobiliario ni aparatos de oficina. Si puedes sobrevivir sin una copiadora y sin un conmutador, probablemente trabajar desde casa sea lo tuyo.

          • Tienes otras actividades que te permiten socializar

Si tu rutina semanal incluye salir a ejercitarte, convivir con tus amigos o familia y en general socializar con personas de carne y hueso de manera frecuente, entonces trabajar desde casa sigue siendo saludable. Si no, lamentamos decirte que te arriesgas a que la falta de contacto social te cause dificultades emocionales a mediano plazo.

En cambio, un Coworking es tu mejor alternativa si:

          • Tu casa no es un espacio ideal para trabajar

Por mucho que lo desees, si no tienes un ambiente cómodo, ergonómico y que te permita concentrarte en casa, lo mejor es buscar un espacio de trabajo adecuado afuera.

          • Quieres hacer networking

El coworking es el espacio ideal para hacer networking y conseguir muchos aliados estratégicos, ya que por lo general son espacios llenos de otros emprendedores como tú pero que se dedican a disciplinas diversas.

          • Quieres sumar más clientes

Normalmente, los espacios de coworking se preocupan de que sus integrantes tengan un flujo constante de trabajo, y la obtención de nuevos clientes por recomendación, networking u otras o dinámicas específicas es muy frecuente.

          • Tienes un proyecto que implica más colaboradores

En algún punto hay que admitir que cinco colaboradores no van a estar cómodos en la sala de tu casa. Si el proyecto implica más gente y necesitan estar cerca unos de otros, un espacio de coworking es la mejor opción.

Finalmente, una oficina virtual es lo tuyo cuando:

          • Necesitas dar una excelente imagen pero no tienes mucho presupuesto

Típico: tienes un contrato super importante en puerta y necesitas impresionar a tu cliente para asegurar que te lo dé a ti. Pero, por desgracia, aunque tienes la capacidad para sacar el trabajo, has invertido todos tus recursos en equipo o herramientas, y tu espacio de trabajo no es el ideal. No te preocupes, para eso son las oficinas virtuales.

          • Recibes visitas de clientes y tienes juntas con frecuencia

Las oficinas virtuales son espacios muy profesionales que rentas sólo por el tiempo que necesitas, por ejemplo, para tener una junta importante con tus proveedores, clientes o con tu equipo.

          • Necesitas apoyo logístico para mensajería, pago de servicios y recepción de llamadas

Muchas oficinas virtuales, como las de VAEO, incluyen el servicio de una secretaria o secretario profesional que se encarga de esos pequeños detalles que a tí te quitarían un montón de tiempo y paz mental.

          • Necesitas una dirección fiscal para tu empresa

Finalmente, si estás constituyéndote como persona moral y necesitas una dirección fiscal, pero no tienes todavía los recursos para montar una oficina propia, o deseas invertirlos en otra cosa, una oficina virtual te puede resolver ese problema.

Como seguramente ya intuyes, no es raro que tu emprendimiento evolucione desde el trabajo freelance, a los proyectos en coworking hasta una empresa propia que se apoya en una oficina virtual. Sea lo que sea que necesites, en VAEO te ofrecemos los espacios mejor pensados para que tú sólo tengas que preocuparte por tu desarrollo profesional.