Haz de tu oficina, un gran espacio para trabajar

Ajustar el espacio donde trabajas y adecuarlo a las necesidades de tus empleados, hará que disfruten más el tiempo en su trabajo. He aquí algunos consejos prácticos para hacer de tu oficina un gran lugar para estar.

Incluso las más pequeñas mejoras en el entorno de trabajo de tu organización pueden marcar una diferencia significativa en la productividad, el bienestar, el rendimiento, la felicidad y el compromiso de los empleados. Estos son algunos de los factores que los equipos de recursos humanos deben considerar al diseñar un lugar de trabajo.

Lleva la sensación de estar al aire libre en el interior de tu oficina

Puede parecer algo trivial, pero tener vegetación y plantas en el interior de la oficina ha demostrado más allá de toda duda innumerables beneficios. ¿Interesado en saber más? Puedes dar click a este link (inglés) y descubrir por ti mismo algunos de los beneficios que la vegetación tiene en la productividad de cualquier oficina, entre ellos reduce el estrés, incrementa la productividad, reduce el absentismo y las enfermedades y limpia el aire ciclado del interior.

Pero llevar la sensación del exterior al interior de una oficina va más allá; es importante que los empleados puedan abrir las ventanas para traer aire fresco, que la oficina tenga la mayor cantidad de luz natural (si te interesa lee nuestro artículo de Luz Azul en la oficina), ya que reduce el estrés y mejora el ritmo circadiano de cada persona aumentando su estado de alerta y consecuentemente su productividad.

Fomenta diferentes formas de trabajo

La reconocida firma de arquitectura Gensler recomienda que los espacios de oficina (workspaces) permitan a los empleados trabajar en 4 diferentes ‘modelos de trabajo’:

  • Enfoque: trabajo individual que requiere concentración, a menudo en una sola tarea o proyecto
  • Aprendizaje – adquisición de conocimiento a través de la educación o la experiencia.
  • Socializar: interactuar con colegas y compañeros para generar confianza, un sentido de identidad colectiva y crear relaciones productivas
  • Colaborar: trabaje con otra persona o grupo, en persona o a través de tecnología como Skype

Las oficinas «abiertas» que se han puesto tan de moda, generalmente no permiten a los empleados trabajar en proyectos que requieran una concentración profunda. Las nuevas oficinas son las que otorgan espacios a la gente para desarrollarse en el modelo de trabajo que guste. Si quieres conocer más al respecto, te recomendamos darle una ojeada a nuestro artículo La productividad en Oficinas Abiertas en un mito

Destina un espacio en tu oficina para un «break»

Una gran ventaja de las oficinas privadas (como las que ofrecemos en VAEO) es que tienen espacios destinados para tomarse un receso del trabajo. Si no tienes aún uno, es importante que lo destines, no sólo por razones de productividad, sino también por motivos de integración entre los empleados. A manera de ejemplo, el trabajador británico promedio se toma sólo 34 minutos para comer; los espacios destinados harán que el poco o mucho tiempo que tus compañeros de trabajo usen, lo aprovechen también para socializar, integrarse y mejorar la comunicación general y el ambiente laboral en general.

Proporciona la tecnología adecuada en tu espacio de trabajo

Desde las computadoras, el email o hasta el software, la productividad en el trabajo incrementa (o tiene decremento) dependiendo de si las herramientas son adecuadas o no. Trata de comunicar los objetivos de la empresa con herramientas como Trello (Lee Mejora la productividad de tu empresa con Trello si quieres saber más), no escatimes en el mobiliario de tu personal, si puedes compra 2 monitores, que incrementan notablemente la productividad de cualquier empleado por una inversión de poco más de $1,500.00 MXN, y por favor, trata de actualizar ese Windows XP de los 90’s si aún no lo haces. Malas herramientas no sólo disminuyen la productividad, aumentan el estrés y repercuten directamente en el ambiente laboral.

Trata el espacio físico de tu oficina como si fuera «software»

Con el software, uno interactúa, hace cambios, mejora, se actualiza y evoluciona dice el futurista Jacob Morgan para Forbes en su artículo . Mientras que tu organización puede carecer de un presupuesto ilimitado para rediseñar oficina cada año, trata de cambiar y hacer pequeños cambios conforme sean necesarios. Intenta, trata, equivócate y corrige, pero no dejes de mejorar tu espacio de trabajo. A la larga notarás la suma de todos esos esfuerzos y mejorarán notablemente el desempeño y la productividad de cualquier oficina.