Ergonomía en la oficina: la luz azul

El sol es la mayor fuente de luz azul y estar al aire libre en el día es como la mayoría de nosotros nos vemos expuestos a ella. Sin embargo, con los avances de la tecnología, los monitores, celulares y las lámparas LED que encontramos en la oficinas se han vuelto una nueva fuente de luz azul que está provocando alteraciones en nuestro bienestar afectando nuestra productividad y nuestra salud. Entre otras cosas porque nuestros ojos no son capaces de bloquear la luz azul que emiten nuestros monitores. A manera comparativa, nuestros ojos son capaces de bloquear casi toda la luz ultravioleta que llega a la retina, sin embargo prácticamente toda la luz azul que emite nuestro monitor pasa a través de la cornea y el cristalino, hasta llegar a la retina. Por ello te recomendamos ciertos cuidados que te harán más productivo y cansarán menos tus ojos en tu ambiente de trabajo.

¿Cómo influye la luz azul que recibimos en la oficina a nuestra salud?

La luz azul que recibimos en la oficina por medio de nuestros celulares, monitores e iluminación LED afecta nuestra salud en 2 formas diferente:
1) La luz azul afecta nuestro ritmo circadiano (el reloj interno que todos tenemos y que regula nuestros comportamientos y estados fisiológicos mediante la secreción de hormonas).
Si sacas un cangrejo del mar y lo encierras en una cueva a miles de kilómetros de distancia seguirá corriendo hacia un lado a la hora que sube la marea en su playa de origen y hacia el otro lado a la hora que el mar se retira (estudios). Con el tiempo, lo hará un poco más tarde o un poco antes, hasta que llega un momento en el que se desincroniza completamente. El reloj interno es muy preciso, pero depende de los estímulos adecuados para mantenerse sincronizado.

Lo mismo ocurre con nosotros.

Muchos factores afectan nuestro ritmo circadiano. Lo que comemos, cuándo comemos, la temperatura ambiental, las interacciones sociales… pero sin lugar a dudas, el principal factor que regula nuestro reloj interno en relación al ciclo sueño-vigilia es la luz.

Desafortunadamente, en la oficina recibimos mucha luz cuando necesitamos obscuridad, y poca luz cuando necesitamos una luz brillante. Para contrarrestar estos efectos es recomendable que te tomes unos minutos al día para salir al aire libre y recibir luz solar. Los principales problemas de insomnio se deben a la falta de la luz azul que el sol emite, alterando nuestro reloj interno.

Por otro lado,La luz artificial y la luz reflectante de los aparatos electrónicos que nos entretienen por la noche (TV, teléfonos, tablets, ordenadores…) emiten también principalmente luz azul, y aunque de intensidad muy menor al sol, es suficiente para inhibir parcialmente la producción de melatonina, que es la hormona que nos ayuda a dormir.

2) La luz azul afecta nuestra vista. Debido a que el ojo no proteje correctamente nuestra retina de la luz azul, una exposición alta a las pantallas de nuestras computadoras con el brillo alto, podrían incluso generar una disminución de la vista a largo plazo, y en el corto plazo una vista cansada, ojos rojos y estrés visual que impactan en nuestro desempeño laboral.

Mejora la productividad en la oficina protegiéndote de la luz azul
Mejora la productividad en la oficina protegiéndote de la luz azul

Actualmente, los nuevos monitores (ASUS por ejemplo) y todos los sistemas operativos cuentan con reducción de luz azul para disminuir nuestro cansancio visual y mejorar el rendimiento en la oficina.

¿Cómo evitar que el exceso de luz azul / o falta de ella afecte mi ritmo circadiano?

  • Aumenta tu exposición solar durante el día
  • Reduce tu exposición a la luz azul al anochecer
  • Evita la cafeína a partir de medio día (ok, no tiene que ver con la luz azul, pero igual es un buen consejo a seguir)
  • Trata de acostarte y levantarte siempre a las mismas horas.
  • Si sientes que te cuesta dormir, un suplemento de melatonina puede ayudar
  • Acondiciona el lugar donde duermes y mantenerlo lo más oscuro posible

¿Cómo cuidar mis ojos de la luz azul?

  • Usa monitores con protección hacia la luz azul (ASUS cuenta con monitores especiales, por ejemplo)
  • Baja el brillo lo más posible a tu monitor. Poco a poco te acostumbrarás a ver en monitores menos brillantes
  • Activa el filtro de luz azul en tu monitor, todos los Sistemas Operativos cuentan con una forma de hacerlo. También puedes descargar FLUX para regular la cantidad de luz azul que recibes durante el día.
  • Descarga una APP en tu smartphone para limitar la luz azul de tu celular
  • Puedes evaluar comprar lentes con filtro contra rayos azules

Conclusión
Es un hecho, la tecnología avanza más rápidamente de lo que nuestros cuerpos se adaptan a ésta. El conocimiento de todos los factores que afectan nuestro rendimiento en la oficina y fuera de esta nos ayudarán a tener una mejor calidad de vida y salud por más tiempo. No esperes más tiempo, toma medidas, invierte en un monitor adecuado a tus necesidades, ajusta el brillo de tu computadora, sal a tomar aire libre más tiempo y más seguido, y en general. cuida más de ti, ya que aunque no lo parezca, el trabajo en una oficina puede afectarnos a largo plazo si no tomamos las medidas necesarias.