5 razones para elegir una Oficina Virtual para tu negocio

La tecnología quizás sea el regalo más poderoso de nuestro tiempo, pero todavía muchos emprendedores y pequeños negocios apenas están abriendo el paquete, y son pocos los que le están sacando todo el provecho disponible. Un ejemplo común de esto es la oficina virtual. Las oficinas virtuales y los equipos de trabajo están transformando la manera en que las compañías operan, compiten, atienden clientes y obtienen beneficios, pero muchos negocios en la región todavía no toman en consideración los beneficios reales de una oficina virtual. Aquí hay cinco razones por las cuales una oficina virtual pudiera ser mejor para tu negocio:

Menos administración

Piensa en ello. Una de las grandes ventajas de una oficina virtual es que reduce el trabajo administrativo que involucra operar las instalaciones de una oficina. Manejar un local exige un montón de trabajo. Limpieza, mantenimiento, reparaciones y mejoras son solo la punta del iceberg. Mientras más grande el espacio, mayores las responsabilidades de gerencia y administración. Esto no es solo costoso y requiere de mucho tiempo, también acarrea sustanciales riesgos de negocio, como lesiones en el trabajo, daños o pérdida de valores, entre muchos otros. Operar virtualmente elimina una cantidad sustancial de trabajo y riesgos considerables.

Lazos más cercanos con los consumidores

A veces los pequeños negocios se empantanan de tal manera con el trabajo de administrar su sede física que la atención que le deben prestar a sus clientes sufre. Cuando sacas de la ecuación el manejo de la oficina, te puedes enfocar más apropiadamente en la razón de tu existencia: servir a tu clientela. De hecho, los negocios virtuales a menudo se vuelven más cercanos a sus clientes gracias a comunicaciones más frecuentes y oportunas que compensan la falta de interacción en persona. La recompensa por tener relaciones más sólidas con los clientes y por el mayor compromiso con ellos es invaluable.

Mantener la innovación

Como debes esperar, los negocios que operan de manera virtual típicamente buscan y utilizan las más actualizadas e innovadoras herramientas de comunicación, operación, manejo de recursos humanos, logística y relaciones con los clientes. Por naturaleza tienen las tecnologías modernas en el núcleo de su infraestructura. Por ejemplo, las compañías virtuales sacan ventaja del comercio electrónico, permitiéndole a los clientes comprar cuando quieran y ofreciéndoles formas convenientes de pago en línea. La tendencia global de hacer cualquier tipo de negocios en línea, especialmente las compras, continúa ganando inmensa tracción y seguirá en aumento dramático en el futuro cercano. Establecimientos virtuales reducen el manejo de dinero en efectivo, lo que beneficia al negocio y a los clientes, siendo esto mucho más eficiente, seguro, preciso y libre de molestias.

Incremento de la eficiencia

¿Qué sucede cuando sacas ventaja de las más innovadoras aplicaciones y herramientas tecnológicas en gerencia, mercadeo, ventas, operaciones y logística? Que eliminas ineficiencias y te mantienes cerca de lo que es esencial a tu modelo de negocios. El núcleo central de tu negocio será siempre el punto de atención principal. Cuando estás operando a un nivel óptimo de eficiencia, tu negocio genera una importante ventaja competitiva. Se vuelve un reto mayor para tu competencia y mucho menos atractivo o fácil para los nuevos actores que entren al mercado. Los negocios tradicionales en sedes físicas a veces son tomados por sorpresa por competidores que son más entendidos, innovadores y poseen mayores recursos en materia de tecnología. El abordaje limpio y eficiente del modelo virtual puede ofrecer algo de protección contra aquellos que tratarán de competir contigo solo basados en incremento de la eficiencia y reducción de precios.

Reducción de costos/ Mayor rentabilidad

Quizás la razón más convincente para los negocios de ir a un modelo virtual es que así pueden reducir costos e incrementar los beneficios. En algunos casos, las compañías han reportado reducción de costos anuales en el rango de 35-70%. Cuando esos ahorros se combinan con el incremento de eficiencia y el foco en las actividades clave del negocio, así como con una mayor satisfacción y fidelidad de los clientes, no es sorpresa que el resultado final sea un aumento importante de las ganancias.

Una vez que hayas considerado las increíbles ventajas de volverte virtual, la primera pregunta que te tienes que hacer es si tu modelo de negocios puede prosperar completo o en parte sin inversiones mayores en espacios físicos. Si la respuesta es sí, ¿qué estás esperando para sacarle la mayor ventaja posible al regalo de la tecnología?

Via: MasterCard Biz