¿Necesitas Mentoría en tu Carrera?

La palabra mentoría necesita un nuevo significado en el mundo de los negocios.
Tenemos que dejar de pensar que nuestra empresa o nuestra carrera tienen que pasar por un apuro para acudir a una mentoría que solucione dichos problemas; después de todo seamos sinceros, es un mentor, no un terapeuta.

Si perdemos el estereotipo de que [hacer preguntas es molesto], entonces podremos avanzar hacia adelante en nuestra carrera. Crecimos y aprendimos a base de preguntas, y no hay por que dejar de hacerlas en algún punto de nuestras vidas, el problema es encontrar a la persona correcta que conteste dichas preguntas.

La clave está en exponerse a todas las oportunidades que se presenten de conocer a dicha persona. Tan sencillo como asistir a un evento de networking, contactarte con alguien cuya carrera admiras o en la típica plática de elevador, ¿por qué no? Tenemos que acostumbrarnos a que hay mucho que aprender lejos de nuestra rutina, escritorio y computadora, tener una conversación sincera sobre nuestros retos y metas futuras con personas que ya pasaron por algo similar, o que comparten experiencias u opiniones diferentes a nosotros.

Ésta puede ser la mejor inversión de tu tiempo sin mencionar lo enriquecedor que puede resultar para tus decisiones profesionales.

La palabra mentoría debe dejar de significar que necesitas un maestro, un psicólogo o un asesor que te guíe; un mentor realmente debe ser un colega, en donde tanto tu, como él, tienen mucho que aprender el uno del otro, bajo el concepto de que dos mentes piensan mejor que una.