La comunicación es un elemento básico para las empresas. Sin embargo, con el crecimiento del correo electrónico, la llegada de software para el manejo de proyectos y el almacenamiento en la nube (Dropbox, Google Drive etc.), y la las apps de mensajerías (Whatsapp, Telegram, Skype o Messenger) empezaron a complicar fuertemente la manera en que las empresas se comunican dentro y fuera de la Oficina.

Algunas empresas, tratando de unificar la comunicación, crean grupos de Whatsapp. Otras se comunican de manera tradicional usando email. Pero ninguna integra la comunicación como Slack; una herramienta creada especialmente para la comunicación entre los equipos dentro y fuera de la Oficina.

A diferencia de otras herramientas, Slack combina lo mejor de los sistemas de mensajería, con sistemas de administración de proyectos como Asana (ya tendremos tiempo para hablar de esta útil herramienta), y por si fuera poco, también mezcla llamadas y almacenamiento en la nube.

Por si no lo conoces, a continuación dejamos un video explicativo de esta herramienta: