Los riesgos de permanecer sentado mucho tiempo (y cómo prevenirlos)

Permanecer sentado mucho tiempo es dañino para nuestra salud, y según un artículo de la clínica Mayo sobre el tema aumenta 50% el riesgo de muerte en los adultos, además de 125% de riesgo de enfermedad cardiovascular de cualquier tipo, que varían desde un simple dolor de pecho hasta un infarto.

Lo preocupante, es que la mayor parte de nuestro horario laboral de 8 horas (a veces más) lo pasamos sentado. En general, una persona que no realiza movimiento corporal durante el día y solo se dedica a trabajar por horas sin parar frente a un escritorio tiene mayor riesgo de contraer enfermedades, ya que tendrá un sistema poco entrenado.

Evitar los riesgos de estar sentado mucho tiempo son relativamente fáciles de prevenir, por ello te damos 5 consejos de lo que deberías hacer más seguido para mejorar tu salud en el largo plazo:

1. Descanzos cortos y frecuentes
La mayor parte de los trabajadores creen que si trabajan 3 o 4 horas seguidas sin descansar tendrán un mejor rendimiento. ¡Es un error!
Por el estrés y el cansancio que esto implica, el cerebro pierde su concentración y el rendimiento va disminuyendo conforme aumenta la fatiga.
Es primordial tomar descansos de al menos 5 minutos, cada 30 o 40 minutos.
Por supuesto, estos intervalos pueden extenderse un poco más cuando por alguna razón se pase una hora o más frente al dispositivo.
La idea de estos minutos libres es estirar las piernas, despegar los ojos de la pantalla y, en lo posible, hacer una pequeña caminata.

2. Proteger los ojos
La salud visual debe ocupar un lugar muy importante entre aquellos que se pasan más de 4 horas sentados frente a las pantallas de los dispositivos electrónicos.
El uso de anteojos con antirreflejo es una de las mejores formas de proteger la salud visual frente a los efectos negativos de las luces de las pantallas.
Así mismo, se debe procurar que el sitio de trabajo sea iluminado y el brillo de la pantalla permanezca en un nivel apropiado.

3. Invierte en una silla ergonómica (si trabajas en nuestras oficinas puedes saltarte este paso, te tenemos cubierto)
Tener una silla ergonómica y cómoda es tan indispensable como el contar con una buena almohada y un buen colchón para dormir.
En el mercado existen muchas, a diferentes precios; sin embargo, teniendo en cuenta lo importante que es para la salud, vale la pena invertir en grande una sola vez y adquirir una que cuente con un buen soporte, la altura adecuada y los materiales más cómodos.
Para evitar dolores en la espalda, el respaldo debe ser inclinado (no recto) y tener apoyo a la altura de los riñones.

4. Proteger las muñecas
Las muñecas son una de las partes del cuerpo que más sufre por el uso excesivo del ordenador. Afecciones como el síndrome del túnel carpiano, las bursitis y la tendinitis pueden causar incapacidad entre los trabajadores.
Una de las cosas más preocupantes es que la mayoría no se curar al 100% y suelen presentar recaídas con cierta frecuencia.
Por esto, es esencial adoptar medidas de prevención como, por ejemplo, el tomar descansos, hacer ejercicio y utilizar accesorios ergonómicos.
Si utilizas computadora de escritorio puedes optar por aquellos teclados que tienen soporte para las palmas de las manos.
Si cuentas con un portátil puedes adquirir un cojín de descanso para los brazos, o bien, un guante especial para proteger la muñeca.

5. Adoptar una postura adecuada
Tener una buena postura al sentarse es un factor muy importante para evitar dolencias o lesiones en los músculos y las articulaciones.
Hay que sentarse lo más atrás posible, regulando la altura para que quede a la misma del escritorio, de modo que al escribir no haya que arquear la espalda. Conviene situar la pantalla a la altura de los ojos para evitar que las cervicales se resientan.
Al escribir, los brazos deben permanecer contra el cuerpo y los hombros alineados a la misma anchura de la cadera.

Fuentes:
Emol.com
Clínica Mayo
MejorconSalud.com